Nuestra contribución en la lucha contra el nuevo coronavirus

El creciente brote de la enfermedad por el nuevo coronavirus COVID-19 ha afectado nuestras vidas de múltiples formas y la rapidez en la evolución de las cifras de infectados, tanto a escala nacional como internacional, ha requerido la adopción de medidas de carácter urgente y extraordinario por parte de los gobiernos en todo el mundo. Ante esta situación, la misión de nuestra compañía de trabajar para que las personas puedan hacer más, sentirse mejor y vivir más tiempo se hace más presente e importante que nunca.

Proteger la salud de la comunidad es nuestra principal prioridad en estos momentos y, por este motivo, nuestra planta productiva de San Fernando, provincia de Buenos Aires, sigue trabajando con las máximas medidas de higiene y seguridad para cuidar a los trabajadores y para garantizar la producción y el suministro de nuestros medicamentos y productos de cuidado diario de la salud.

En paralelo y, en el marco de nuestro compromiso con la innovación responsable, estamos contribuyendo en la lucha mundial contra la COVID-19 a través de nuestro conocimiento científico y experiencia en aquellos proyectos en los que nuestra ciencia y tecnología puedan producir un mayor impacto. En concreto, estamos participando en el desarrollo de vacunas para poder hacer frente al coronavirus cuanto antes y analizando qué medicamentos en fases de investigación podrían servir para curar los síntomas de esta enfermedad.

Las colaboraciones que hemos puesto en marcha están enmarcadas en nuestro conocimiento y experiencia en adyuvantes, un complemento que se añade a algunas vacunas para mejorar la respuesta inmune del organismo, generando una inmunidad más fuerte y duradera contra las infecciones. En este sentido, a principios de febrero anunciamos un acuerdo con la Coalición para la Innovación en la Preparación de Pandemias (CEPI) para poner a disposición de cualquier entidad financiada por la institución interesada nuestra tecnología de adyuvantes para desarrollar una vacuna eficaz frente al coronavirus.

Asimismo, el 14 de Abril anunciamos nuestra colaboración con Sanofi, una iniciativa sin precedentes que une a dos de las compañìas de vacunas más grandesl del mundo para luchar contra el coronavirus. A través de esta colaboración, las dos compañìas combinaremos nuestra innovación, tecnología y conocimientos para desarrollar una vacuna que haga frente a la COVID-19.

En el marco de este acuerdo, proporcionamos nuestra tecnología adyuvante a la Universidad de Queensland en Australia para contribuir al desarrollo de una vacuna candidata para combatir el coronavirus. Por otro lado, también hemos anunciado una alianza con la compañía biotecnológica global Clover Biopharmaceuticals, que posee una de las mayores instalaciones de bio-fabricación de China, para proporcionarles nuestro sistema adyuvante para evaluar la eficacia de su nueva vacuna candidata contra el coronavirus.

En esta misma línea de colaboración, hemos establecido un acuerdo con la compañía biotecnológica Innovax, quien tiene una vacuna en fase preclínica para hacer frente a la COVID-19, que Innovax ha desarrollado junto a la Universidad de Xiamen.
Asimismo, hemos establecido otro acuerdo de colaboración con la compañía biotecnológica Vir, para acelerar el desarrollo de anticuerpos monoclonales que tienen en su portafolio, así como para identificar otros nuevos que puedan ser utilizados frente a la COVID-19. Gracias a nuestra colaboración, y dependiendo de las aprobaciones regulatorias, esperamos que algunos candidatos entren en fase II de desarrollo clínico en un plazo de 3 a 5 meses.

A escala global, hemos donado 10 millones de dólares al Fondo de Respuesta Solidaria de la COVID-19, creado por la Fundación de las Naciones Unidas y la Fundación Filantrópica Suiza. Con esta acción queremos ayudar a prevenir, detectar y gestionar la pandemia en todas aquellas zonas afectadas por el brote de coronavirus donde las necesidades son mayores.

Asimismo, en colaboración con otras compañías biofarmacéuticas, hemos constituido un consorcio para colaborar con la Fundación Bill y Melinda Gates en respuesta a la pandemia, con el fin de acelerar el desarrollo, la fabricación y el suministro de vacunas, herramientas de diagnóstico y tratamientos para hacer frente a la COVID-19.

Por otro lado, estamos evaluando nuestros productos farmacéuticos comercializados y medicamentos en desarrollo para determinar si alguno podría usarse más allá de sus indicaciones actuales en respuesta a la pandemia. Esto incluye medicamentos con potencial actividad antiviral directa y aquellos con posible utilidad en la prevención o tratamiento de complicaciones secundarias de COVID-19.

Además, como miembros del Acelerador terapéutico COVID-19, un esfuerzo de investigación colaborativa entre compañías farmacéuticas e instituciones académicas expertas en programas de investigación coordinados, desde GSK contribuimos poniendo a disposición compuestos de nuestras bibliotecas para la detección de actividad contra COVID-19. El objetivo de la investigación es presentar las moléculas más prometedoras que podrían usarse para tratar casos de coronavirus.

Asimismo, nos hemos comprometido a reinvertir cualquier ganancia a corto plazo que la compañía obtenga en todo el portafolio de colaboraciones de vacunas contra COVID-19 durante la pandemia, para que sea utilizada en investigación relacionada con el coronavirus y en la preparación para pandemias a largo plazo.

Error loading Partial View script (file: ~/Views/MacroPartials/InlineImage.cshtml)

A su vez, desde GSK Argentina implementamos de manera proactiva una amplia serie de medidas preventivas y de protección para garantizar la seguridad y el bienestar de los empleados, del personal contratado y de otros terceros que desempeñan sus tareas en nuestra planta. En este sentido, se suspendieron todos los viajes de negocios desde fines de febrero y, con anterioridad a las medidas tomadas por el Gobierno Nacional, se retiró preventivamente a la fuerza de ventas de su trabajo de promoción médica en consultorios y hospitales, siendo la primera compañía farmacéutica en implementar dicha medida. Por otro lado, se relevó del deber de asistencia al lugar del trabajo a todo el personal que no fuera estrictamente necesario para asegurar la continuidad de la operación de la planta y se estableció el trabajo remoto para el resto de los empleados y colaboradores, poniendo especial foco en el cuidado de los grupos de riesgo. Con respecto al personal crítico para la continuidad de la operación, se dispusieron todas las medidas de protección de manera de asegurar en todo momento los máximos niveles de higiene y seguridad.

Por otro lado, iniciamos un nuevo proyecto de voluntariado para permitir que aquellos empleados con experiencia médica o especializada brinden apoyo a los equipos de salud de hospitales públicos durante la pandemia.

Asimismo, lanzamos una iniciativa interna que promueve donaciones a entidades sin fines de lucro -Cruz Roja y aquellas reunidas en el proyecto #SeamosUno- y GSK duplicará el aporte de los empleados para ayudar a las personas que más lo necesitan.

Comprometidos con el cuidado de la salud de toda la comunidad, seguimos trabajando con el más absoluto respeto, integridad y responsabilidad con todos los empleados y colaboradores, para asegurar que nuestras vacunas, medicamentos y productos de cuidado diario lleguen a todos los rincones del país para las personas que los necesitan y para garantizar los insumos médicos al sistema de salud.