Conducta ética y cadena de suministro

El comportamiento ético es una prioridad para GSK y hemos asumido el compromiso de lograr nuestro rendimiento con integridad.

Contamos con sólidas políticas y procesos de cumplimiento que cubren todas nuestras operaciones, incluida la forma en que compensamos a nuestros delegados de ventas, cómo comercializamos nuestros fármacos y cómo interactuamos con los distintos actores.

Nuestros programas de cumplimiento integran los mismos estándares en todas las unidades de negocio de los distintos países. Esto incluye nuestro Código de Conducta,  que describe cómo todos los empleados deben aplicar nuestros Valores y Comportamientos, y el Código Global de Prácticas para la Promoción e Interacción con los Clientes, que es de aplicación a todos los empleados que participan en ventas y marketing, así como a aquellos terceros que actúen en su nombre.

Todos los empleados de GSK disponen de acceso a mecanismos de consulta que pueden utilizar para obtener asesoramiento y notificar supuestos casos de conducta indebida (de forma anónima, si fuera necesario).

Cadena de suministro

Los pacientes y consumidores confían en que les proporcionaremos un suministro ininterrumpido de medicamentos y productos de consumo masivo, fabricados conforme a los más altos estándares de calidad.

Un sistema de suministro y distribución gestionado de forma eficaz y responsable es esencial para que podamos hacer llegar productos de alta calidad a los lugares adecuados en el momento preciso. De no conseguirlo, la salud de las personas se vería afectada y podría haber vidas en riesgo. En aras de proteger los intereses de nuestros pacientes y consumidores, trabajamos con proveedores responsables que cumplan los mismos estándares de calidad, sociales y medioambientales que GSK.

Nuestro modelo de cadena de suministro y control está estandarizado en todas nuestras operaciones de producción y suministro, abarcando desde la obtención de las materias primas y la fabricación de productos a los controles de calidad, embalaje y transporte.

Derechos humanos

Hemos adquirido el compromiso de defender la Declaración de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, las directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales y los estándares laborales centrales definidos por la Organización Internacional del Trabajo. También hemos suscrito la iniciativa Global Compact de las Naciones Unidas, un estándar mundial de carácter voluntario sobre derechos humanos, trabajo, medio ambiente y anticorrupción.

Creemos que los gobiernos tienen la responsabilidad de definir y aplicar un marco legal de derechos humanos conforme a las leyes y convenios internacionales. Las empresas también tienen responsabilidades. Tenemos control directo sobre los derechos humanos en nuestras propias operaciones y pretendemos actuar responsablemente en todos nuestros círculos de influencia, lo que incluye a nuestros empleados, proveedores, comunidades locales y a la Sociedad en su sentido más amplio.